Entradas

Caperucita ojos de miel

En medio del bosque iba caminando con un canasto en la mano, gritécuando vi al lobo, ese pequeño lobo que siempre me persigue y al que le tengo pavor desde que mi madre me advirtió que era una parrandero y es que siempre que se me acerca jamás sé que es lo que quiere, solo llega, me acosa y se va y vaya que no soy tan bonita. Esa tarde soleada en medio de el bosque fresco con olor a pinos y me llegaba el aire fresco del amanecer de la primavera. Mi madre me envió a comprar fruta al mercado porque mi tierna y adorable abuelita hace cockteles para vender en el tianguis del miércoles, bueno como iba diciendo, ese día soleado en esa mañana de abril se me acercó el horrible lobo con sus garras tan feroces y sus dientes afilados queriéndome comer. Sí, comer a besos, eso creería todo el mundo o también, y acá entre nos, yo eso deseaba desde hace ya algún tiempo, pues ese día que se me acercó el lobo, estaba dispuesta a no dejarlo ir sin saber sobre sus negras intenciones. Aquel día, algo hizo…

Encuentros cercanos

Un buen día llegó él de nuevo, con su ya muy conocida barba Don Juanezca y su consabida pretensión de quien o rompe ni un plato, pero deja tu corazón herido de por vida, mientras transcurría mi vida, de los quince a los veinticuatro, tratando de lidiar con mi siempre compañera: la soledad, supe de buenas fuentes que él ya tenía una relación estable y duradera, pero mi vida era tanto caos y pena, que dejé de pensarlo y me dediqué asuperar aquello que me hace más débil y más fuerte a la vez: la muerte, esa que ya era para mí un leiv motiv personal. Estaba segura qué no volvería y volvió, solo entró con un hola por delante y salió con mi virginidad entre las manos, ¿qué cómo fue?, tan sencillo, él tenía ganas y yo rodeada de ese mundo de promiscuidad y engaño me había hecho cada vez más indiferente a la efectividad amorosa y de pareja. Quería experimentar el más profundo orgasmo, que mi anterior pareja no me supo proporcionar, porque fue evidente que lo intentamos, pero al parecer no habí…

Pájaro de la muerte

He decidido escribirte después de tanto llorar Mis lágrimas son hoy estos versos que mi tu ausencia nunca podrá borrar[…] A Rodrigo con todo mi cariño
Te encuentras en medio de todo aquello y no sabes qué hacer, tu mundo ha cambiado de la noche a la mañana y simplemente no lo entiendes, te encuentras parada enfrente de ese féretro gris, duro y tan frío como un bloque de hielo, tu corazón se ha convertido en una piedra desde aquel segundo en el que recibiste esa noticia. Tú, parada, con el alma destrozada, hecha pedazos, observas a través de aquellos vidrios como si fuese una pantalla en la que no puedes penetrar; está él, tan frío, tan duro, así como está tú corazón. Intentas gritar, correr, huir de esta realidad que es irreparable, mas, te limitas a acariciar aquella caja infernal, como tratando de recuperar el tiempo perdido. Tú y él separados por aquel vidrio impenetrable. Ya no queda nada de aquello que en un principio lo unió, pues él ya no está y jamás estará. El dolor que está ent…

A un alma tan poco enamorada

Al profeta, tercer hijo de David

Me partes el corazón al decirme eso y es que realmente creí que tú me podías querer y hacer feliz toda la vida, pero no puedo hacer nada contra tu voluntad, porque si fuera por mí me quedaría contigo, apoyándote, llenándote de caricias, besos y amor como hasta ahora, pero no te puedo obligar, ya gasté tantas palabras en decirte lo mucho que te quiero y tú no lo has entendido aún y no sientes lo mismo por mí, o quizá sí, pero  no quieres sentir nada, arriesgarte ni vivir una vida apasionante.
Duele ¿sabes eso?, porque contigo había planeado mi vida entera, realmente me sentía feliz, fuiste el único al que quise entregarle mi alma y mi cuerpo, porque creí que valías la pena y todavía no sé si realmente vales la pena, lo único que sé es que no quisiste luchar por nuestro amor y tampoco me diste la oportunidad de comprobar si realmente eras el amor de mi vida.
Te dejo porque realmente eres tan inestable emocionalmente y una persona con esos conflictos hace…

Memorias de una bruja

A veces siento que la muerte me alcanza, se enfada conmigo y me pisa la falda, a cada paso que doy ella esta conmigo esperando mi regreso al infierno, a ese infierno de angustia y soledad que me dejó él en tan terrible secreto, cuando lo maté
Cuando era pequeña era extraordinaria mi capacidad de amar y mi fe, porque creía en todos, luego crecí y cuando tenía 15 años todo se fue derrumbando en mí, todo en lo que creí ya no existía, supe entonces que nada era real y fue así como madure esa noche en la que escuché entrar a mi habitación a ese hombre a quien yo conocía más que nadie, me hicieron perder mi fe en la humanidad y en la vida, solo vivía para odiar, hasta que llegó él.

Tengo tantos sentimientos atrapados dentro de mí, que no sé por cual debo empezar para sacarlo todo de mi vida, comenzaré por él, porque me hacía daño su amor enfermizo, cada que me besa y me hace el amor me siento enferma, sucia, jamás soportaré que me toque porque cada que me besa me recuerda a mi padre y eso me …

Eterna ciudad de zafiro

Eterna ciudad de zafiro con la que adornas tu faz.  con tristes colores,  blanca pureza que te embriga creyéndote alma buena,  la sangre corre por tu bandera,  el centro de tu estado es un pajarraco comiendo espinas  que llegan hasta lo mas profundo de su corazón.  como el blasón que inunda la amarga empatía por el oscurantismo, lágrima que ruedan al atizar otra nación poderosa su bandera  en la fragancia de tu poderío,  en el centro la vertiente y feliz consuelo acuñaste olor a pasto  pero también con ese color te teñías,  al son de múltiples colores en tu lengua culturalmente rica  en belleza con pureza que te han robado terribles alaridos, bandidos azotados con purpúrea hipocresía por el peso de la ley,  chilla marina por los cantares en el mayor poderío de tu fe aquel cerro fecundo que conserva aún su viveza, al cual todavía asistimos queriendo protegernos de tan terribles males  una cosa es maría que viste de luto sus colores y otra cosa es marina que ha traicionado a los felices seres que vivía e…

La silla del 3 de mayo

Es inútil buscarlo entre tanta gente, porque jamás lo encontraré, pero tengo la esperanza de volverle a ver,
Ya han pasado tantos años que cuando te vea no te reconoceré entre tanta gente, he conocido tanta gente, pero ninguna tiene esos ojos, ni tu mirada...
De vez en vez clavas un suspiro y me pregunto si lo que hago te interesa o es solo un pretexto vano para acercarte y decirte que te quiero, viendo tu sonrisa. Tu voz la conciliaría en mis sueños si la tuviera, pero ahora no tengo quieto el corazón intentándote buscar entre mil años sentada en la misma silla de siempre te espero y tú ni me recuerdas. ¿Sabéis por que me desespero? porque falta mucho para estar con vos, no sé si en el infierno o en el paraíso, pero será en algún lugar de este universo... El cielo es el único que me consuela en mis noches de dolor, un sueño roto y un alma perdida , no es objetiva la noche caída en el vacío de tu amor, lo firma la estrella vivida que alumbrara todos mis días. Me enseñaste a vivir la vida de…